Etapa 15: Saint Gilles – Salon de Provence (73 kms)

Hoy hemos dejado La Camarga para adentrarnos en La Provenza. No podemos quejarnos del recorrido, está bien surtido de sitios apetitosos de conocer.

A eso de las diez de la mañana, con todo bien recogido y bien desayunados, nos hemos despedido de Matías, el napolitano, y hemos emprendido el camino, no sin antes darnos una vuelta por Saint Gilles. En este país da igual donde estés, sabes seguro que el lugar esconde algún secreto interesante. Saint Gilles de Gard no iba a ser menos. Allí se encuentra una abadía románica del siglo XII. Ha sido, y es, un importante lugar de peregrinaje. Pero además, era el punto de embarque de los peregrinos franceses que iban a Roma y de los que comenzaban la ruta hacia Santiago. Es curioso que, aunque no seamos peregrinos, justo aquí nos hayamos cruzado nosotros, que vamos dirección Roma y Matías, que va a Santiago.
Por lo demás, el pueblo tiene el encanto de esta zona. Hoy, soleado domingo de mercado, las terrazas están llenas de gente tomando café y las calles surcadas por transeuntes con ganas de disfrutar del día o, quizás, de comprar algo en los puestos callejeros.

Desde Saint Gilles hemos avanzado por carreteras secundarias, sin apenas tráfico, entre campos de cereal, praderas donde pastan los caballos de Carmarga, algún arrozal… disfrutando de la tranquilidad del paisaje y del generoso sol que nos ha regalado el día. Deleitándonos de esta forma hemos llegado a Arles, casi sin darnos cuenta. Esta ciudad ya nos fascinó cuando llegamos a ella en el final de nuestro viaje por el Ródano. En aquella ocasión nos recibió en plenas fiestas locales, con charangas por la calle y un enorme bullicio. Esta vez el ambiente era bien diferente, pero la ciudad nos sigue pareciendo una delicia. Hemos vuelto a recorrer sus, esta vez, tranquilas calles y admirar sus flamantes teatro y anfiteatro romano.

Nos despedimos de Arlés y retomamos el camino hacia el este, adentrándonos en tierras de la Provenza. La carretera por la que hemos pedaleado tenía más tráfico del que nos hubiera gustado pero al menos contaba con un buen arcén. El viento ha cambiado de dirección. De NO, que soplaba estos días, a S-SE. En todo caso, nos sigue soplando lateralmente, a veces un poco a favor otras un poco en contra, pero nos consideramos muy afortunados por no tenerlo de cara. Esperamos que, al menos, siga como hasta ahora.
Hemos pedaleado con cierta alegría y hemos llegado pronto a Salon de Provence. No sabíamos si seguir en dirección a Aix en Provence o tomarnos el día con tranquilidad y hacer fin de etapa aquí. Como el lugar nos ha gustado mucho, hemos optado por la segunda opción. Tras tomar una cerveza en una de las soleadas y concurridas terrazas del centro, hemos dado un buen paseo por el lugar. Una vez más, nuestra ignorancia ha ayudado a nuestra sorpresa. En esta ciudad vivió y murió el médico y astrólogo Michel de Nôtre-Dame, Nostradamus, famoso por sus profecías. De hecho, el camping en el que nos alojamos lleva su nombre. Hay un museo sobre él en lo que fue su vivienda y son muchos los carteles, placas y estatuas dedicadas a su figura.

Por lo demás, Salon de Provence es una ciudad deliciosa, con un centro histórico amurallado y un enorme castillo en su interior (El Castillo del Imperio). En la parte nueva hay varias plazas y plazoletas muy agradables y abundan los bares con terraza que hoy, soleado domingo de abril, están a rebosar. Así si que dan ganas de quedarse aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s