Etapa 1: Genève-Belley (100 kms)

Hoy estrenamos ruta. Nuestra intención es unir Genève (Ginebra) con el mar Mediterráneo (en principio hasta Sète, si nos da tiempo) a través del valle del Ródano.

Esquema aproximado de la ruta
Esquema aproximado de la ruta

Esta mañana hemos salido de Ginebra cerca de las 10h de la mañana. Llegamos allí ayer por la tarde, después de casi 24 horas de un viaje un tanto tortuoso gracias a varios autobuses y trenes y bastante tiempo de espera entre ellos.

Espera en la Estación de tren de Lyon
Espera en la Estación de tren de Lyon

Menos mal que hemos descansado de maravilla en el hotel de Ginebra. De esta ciudad apenas hemos visto gran cosa (yo ya la conocía) ya que teníamos prisa por empezar el camino, no teníamos francos suizos, y los precios de este país invitan a huir lo más rápidamente posible. Aquí no hay problema en pagar con euros, pero los precios, ya de por sí desproporcionados, se inflan aún más con la conversión que te hacen. A pesar de todo, hemos podido dar un pequeño paseo por el precioso lago Leman. La ruta comienza justo donde el lago vuelve a convertirse en río, el Rhône (Ródano).

Posando junto al lago Leman
Posando junto al lago Leman
Patriotismo suizo en el lago
Patriotismo suizo en el lago

El día ha empezado lluvioso y ha acabado muy lluvioso. Calor, no hemos pasado. Bueno, quizás un poco en alguna de las numerosas cuestas que nos ha tocado subir. Lo bueno del camino ha sido el paisaje. Todas las laderas de las montañas que flanquean el cauce del Ródano estaban envueltas en niebla, los pequeños pueblos que hemos ido atravesando han mostrado una armoniosa estampa de preciosas y cuidadas casas, y el paisaje nos ha deleitado con pintorescos cortados y cañones.

Una de las granjas del camino
Una de las granjas del camino
Vista del valle desde una colina
Vista del valle desde una colina
Fortaleza de control de un desfiladero
Fortaleza de control de un desfiladero
La niebla cubriendo la ladera de la montaña
La niebla cubriendo la ladera de la montaña

También hemos cruzado numerosas zonas de viñedo y muchas bodegas, pero no hemos llegado a degustar los caldos de la zona.

Uno de los muchos viñedos que hemos visto
Uno de los muchos viñedos que hemos visto

Después de 100 kms de inclemencias meteorológicas y bellos lugares hemos llegado a Belley, una pequeña ciudad o pueblo grande, en el cual hemos encontrado un Hotel llamado “Dulce Hogar”. Para nosotros es, desde luego, un hogar en el que reponer fuerzas para la etapa de mañana en la cual, quizás, no haya tantas cuestas, pero, casi con toda seguridad, bastante lluvia. Ya os contaremos.

Desde Suiza con amor
Desde Suiza con amor
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s