Etapa 2: Ancenis-Saint Mathurin Sur Loire (98 kms)

Como podéis comprobar, hoy hemos hecho una etapa más generosa que la de ayer. Nos ha salido un día espectacular, de hecho hemos pasado hasta calor, aunque sobre la bici se lleva mejor gracias a la pequeña brisa creada por el movimiento.

Nuestros amigos en Chalonnes sur Loire
Nuestros amigos en Chalonnes sur Loire

Hemos salido del camping de Ancenis con ganas de conocer un poco el pueblo. No tiene nada de especial respecto a los demás pueblos de la zona, aunque a nosotros todos nos parecen interesantes, sobre todo por sus casas tan armoniosas y la ausencia de edificios altos. Son realmente agradables y la vida en ellos rezuma tranquilidad (entre nosotros, a veces demasiada).

Típico bar de pueblo francés
Típico bar de pueblo francés

Hemos salido del pueblo por un gran puente colgante que cruza el Loira. Éste se construyó después de la II Guerra Mundial, como la mayoría de los de la zona. Es muy simbólico que, durante las guerras, uno de los deportes favoritos sea demoler puentes para separar a las personas. Por suerte, hoy en día son muy numerosos los que cruzan el río y nosotros hemos utilizado unos cuantos ya.

Puente sobre el Loira
Puente sobre el Loira

El camino ha sido entretenido puesto que, aunque casi todo el rato circulamos por terrenos agrícolas, que pueden llegar a ser aburridos, cada poco tiempo aparece un pequeño pueblo que rompe esa monotonía con alguna grata sorpresa.

Bonita iglesia del s.X en Savennières
Bonita iglesia del s.X en Savennières

La mayoría de los cultivos en los terrenos próximos al río son de maíz y girasol, mientras que en las laderas de las colinas predomina el viñedo. Dicen que esta es tierra de grandes vinos. De hecho es la tercera región en producción por detrás de Burdeos y Borgoña.

Campo de flores cerca de La Bohalle
Campo de flores cerca de La Bohalle

Hemos de decir que aún no los hemos catado, no vaya a ser que la bici acabe en el río
Después de comer hemos llegado a Angers, cuya entrada es bastante imponente. Justo al otro lado del río, en este caso el Maine, no el Loira, destacan imponentes las negras torres del antiguo castillo. La ciudad tiene mucha vida en sus calles que están repletas de comercios. Nos hemos dado un buen paseo para “degustar” sus calles, ver la catedral, las fachadas medievales que aparecen de tanto en tanto. En fin, nos ha sabido a poco pero el viaje tiene que avanzar y seguro que nos esperan escenarios por lo menos igual de pintorescos.

Vista del castillo de Angers al otro lado del Maine
Vista del castillo de Angers al otro lado del Maine

Finalmente, después de pedalear un rato más entre maizales, hemos llegado al pequeño, agradable y especialmente “tranquilo” pueblo de Saint Mathurin sur Loire, que, como reza su nombre, está justo junto al río. Su puente también fué destruído durante la guerra y hoy, la calle que desemboca en él, lleva por nombre el mes de su destrucción, Junio de 1940. Desde una agradable terraza junto al río nos despedimos hasta la próxima etapa.

Atardecer en st. Mathurin
Atardecer en st. Mathurin
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s